Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

“DESAFÍO ENERGÉTICO ESTÁ EN MEJORAR EL USO FINAL Y EL TRANSPORTE”

Para el subdirector de Demanda de la UPME, Carlos Arturo García Botero, Colombia debe preparar su propia receta energética ante los urgentes desafíos de cambio climático y de transición energética atendiendo a sus particularidades. Esas particularidades son principalmente: matriz energética en términos de generación eléctrica bastante limpia, riesgo climático por depender demasiado de la hidroelectricidad y desafíos en el uso final y el transporte.

Esto debe derivar hacia una electrificación del transporte, de los procesos de calor, uso más eficiente de los procesos de aire acondicionado y refrigeración, que las tecnologías nuevas que se incorporen sean mucho más sostenibles y poder transformar el transporte.

“El transporte en Colombia representa un porcentaje muy grande de las emisiones de gases de efecto invernadero y no lo transformaremos con motores más limpios, definitivamente será con energías limpias como la electricidad y estamos viendo que en la transición el gas natural puede jugar también un rol muy importante. Parte de la tarea en la que estamos embarcados en el sector energético es también parte de la respuesta que tenemos que dar a los compromisos de COP21, el Acuerdo de París y el documento Conpes, que establece la política de crecimiento verde para Colombia”, indicó el alto funcionario durante la presentación de la iniciativa conjunta con la UN de conformar un observatorio nacional para la transición energética.

OBSERVATORIO CON U.N.

Para cumplir con esos objetivos y metas jugará un papel muy importante la reciente iniciativa de creación de un observatorio para la transición energética en Colombia, ya que constituiría una gran oportunidad para involucrar a la academia, la sociedad civil y los organismos del Estado, en una respuesta más articulada, más científica y más informada para producir mejores políticas en esa transición energética que se requiere desplegar.

“Es una respuesta que queremos ofrecer a la sociedad para encontrar caminos para la transición energética, en ese sentido, nos va a ayudar a tener una plataforma de estudio, vigilancia tecnológica, discusión y de opciones de política para el país en materia de seguridad energética. Establecer políticas energéticas requiere de acuerdos, estudios independientes, acción política por parte de agencias como la UPME y nosotros queremos que el Ministerio de Minas y Energía y Planeación Nacional cuenten con el mayor apoyo técnico posible en esta manera para tomar las decisiones que tienen impacto de largo plazo”, comentó sobre el observatorio.